Señales de que tus probióticos están funcionando

Señales de que tus probióticos están funcionando

Cuando tomas un suplemento probiótico de alta calidad, puedes notar varios cambios positivos en tu cuerpo, que van desde una mejor digestión y más energía, hasta un mejor estado de ánimo y una piel más clara.

 

Mejor digestión

Tus bacterias intestinales juegan un papel fundamental en la rapidez y la profundidad con la que se digieren los alimentos. Si tu microbioma intestinal está desequilibrado, es posible que experimentes molestias digestivas como gases, hinchazón y dolores de estómago, especialmente después de comer.


Uno de los primeros efectos positivos de un probiótico de alta calidad es una mejor digestión y una reducción de síntomas como hinchazón, gases y dolores de estómago.


Evacuaciones intestinales más regulares

Un probiótico de alta calidad ayudará a traer más bacterias buenas (Cada Shot nuestro contiene - 1,2 mil millones en cada 60ml) a tu intestino y desplazaran a las bacterias malas.


Aumento de energía

Tu cuerpo obtiene su energía de los nutrientes y micronutrientes de los alimentos y tu intestino juega un papel fundamental en la absorción de estos nutrientes. Un desequilibrio en tu microbioma intestinal puede provocar una inflamación del revestimiento intestinal.


Esta inflamación impide la absorción adecuada de nutrientes, lo que puede dejarte con deficiencia de nutrientes clave que te dan energía. Por lo tanto, reparar tu intestino y reducir la inflamación intestinal a través de nuestros probióticos de alta calidad puede ayudarte a mejorar tus niveles de energía.


Además, la inflamación en el intestino puede provocar un intestino permeable. En este caso, las partículas de alimentos más grandes y los patógenos pueden ingresar al torrente sanguíneo, lo que desencadenará una respuesta inmunitaria.


Si tu sistema inmunológico está constantemente en modo de lucha, esto también afectará tus niveles de energía. Nuestros probióticos de alta calidad puede ayudar a reparar y mantener un revestimiento intestinal saludable, reduciendo así la carga sobre tu sistema inmunológico.


Mejor humor

El intestino y el cerebro se comunican constantemente a través de muchas señales mensajeras, incluidos los neurotransmisores. Nuestras bacterias intestinales pueden influir en cómo se metabolizan las sustancias químicas del cerebro en el cuerpo. Curiosamente, el intestino produce algunos de los mismos neurotransmisores que el cerebro, incluida la hormona de la felicidad, la serotonina.


Un desequilibrio en las bacterias intestinales y la inflamación en el intestino pueden reducir la cantidad de serotonina producida, lo que impacta negativamente en tu estado de ánimo. Además, producen ciertas sustancias químicas que se ha demostrado que disminuyen la ansiedad y la depresión.


Inmunidad mejorada

El intestino juega un papel fundamental en la absorción de todos los nutrientes esenciales de los alimentos que ingieres. Muchos de estos nutrientes son importantes para el respaldo inmunológico, incluidas las vitaminas B, el zinc y la vitamina C. Cualquier desequilibrio en tu microbioma intestinal puede afectar este proceso de absorción de nutrientes y tu función inmunológica.


Como se ha dicho anteriormente, un desequilibrio en las bacterias intestinales puede provocar inflamación en el intestino. Si la inflamación se convierte en un intestino permeable, las partículas de alimentos más grandes y otras toxinas pueden entrar en el torrente sanguíneo y desencadenar una respuesta inmunitaria constante. Tomar un probiótico de alta calidad puede ayudar a restaurar y mantener una barrera intestinal saludable, evitando que estas partículas más grandes entren en el torrente sanguíneo.


Menos ansiedad y mejor respuesta al estrés

El intestino y el cerebro están en constante comunicación entre sí. A menudo, un desequilibrio en las bacterias intestinales va acompañado de un aumento de la ansiedad. De hecho, varios trastornos psicológicos, como la enfermedad de Alzheimer y la depresión, se han relacionado con un microbioma intestinal alterado.


Además, el intestino permeable a menudo se asocia con inflamación en el cerebro, lo que también puede afectar el estado de ánimo y la forma en que responde a situaciones estresantes. Ha sido demostrado en estudios clínicos que mejora el estado de ánimo positivo y la concentración al fortalecer la función de barrera intestinal y al actuar sobre el eje intestino-cerebro.


Pérdida de peso

Múltiples estudios de investigación indican que la composición del microbioma intestinal está relacionada con el metabolismo y el peso corporal de una persona. Si bien la investigación aún se encuentra en sus primeras etapas y en curso, la investigación ha demostrado que ciertos tipos de bacterias son más comunes en personas delgadas, mientras que otros tipos de bacterias son más comunes en personas con sobrepeso.


Dependiendo de qué tipo de bacteria tenga más, tu peso puede verse afectado. Además, si tu flora intestinal está desequilibrada, existe la posibilidad de que crezcan microbios dañinos y otros patógenos como Candida Albicans.


Muchos de estos patógenos pueden enviar señales al cerebro que animan al cuerpo a desear azúcar. ¡Mientras más azúcar comas, mejor podrán prosperar y crecer estas bacterias malas y otros patógenos! Un probiótico de alta calidad puede ayudar a reequilibrar la diversidad de bacterias buenas en tu intestino, lo que a su vez puede afectar tu metabolismo y los tipos de alimentos que deseas. Para obtener más información sobre nuestros probióticos y la pérdida de peso, mándanos un mensaje al kata@froof.tv.


Aumento de la función cognitiva

Múltiples estudios han establecido un fuerte vínculo entre la salud intestinal y la salud cognitiva. Un desequilibrio en las bacterias intestinales a menudo conduce a una inflamación en el intestino.


Con el tiempo, esta inflamación vuelve permeable la barrera intestinal (intestino permeable). Como resultado, las partículas de alimentos más grandes, los patógenos y las toxinas pueden ingresar al torrente sanguíneo y eventualmente llegar al cerebro, donde también desencadenan la inflamación.


Este proceso inflamatorio afecta negativamente la función cognitiva. El consumo de nuestros probióticos también puede mejorar tu función cognitiva como resultado de restaurar una barrera intestinal saludable.


Menos antojos de azúcar

Algunos microbios como Candida Albicans pueden engañar al cuerpo para que tenga antojo de azúcar. Esto beneficia a los patógenos ya que el azúcar es una de sus principales fuentes de alimento. Cuanta más azúcar comas, más rápido pueden crecer y proliferar.


Tomar nuestros probióticos de alta calidad, multiespecies y multicepa mejorará la diversidad de tu flora intestinal y dejará menos oportunidades para que crezcan estos patógenos. De hecho, se sabe que ciertas cepas de probióticos tienen propiedades que combaten la Candida Albicans y otros patógenos.

 

Autora: Katarina Kostic, consultora de alimentación integral y fundadora de FROOF